Baldaquino de San Pedro del Vaticano de Bernini

On 23 marzo, 2013
Baldaquino Bernini

Gian Lorenzo Bernini. 1633. Basílica de San Pedro del Vaticano. Roma
Foto: farm9

El Baldaquino de San Pedro es la estructura que cubre el altar de la Basílica de San Pedro del Vaticano, situado sobre la tumba de San Pedro Apóstol, bajo la cúpula que diseñara Miguel Ángel.

El papa Urbano VIII, de la familia Barberini encargó esta estructura al genial escultor y arquitecto Gian Lorenzo Bernini.

La estructura consta de 4 columnas salomónicas de bronce de más de 14 metros de altura que sostienen una estructura que simula un palio. Formado por cuatro volutas que convergen en un punto central, genera un falso techo de la estructura, sustentado por los entablamentos y las cornisas que soportan las columnas.

Está rematado por figuras alegóricas en las esquinas sobre cada columna. Toda la estructura se corona con un globo terrestre y una cruz, lo que unido a la presencia del escudo de la familia, simbolizaría que Cristo está presente en todo el mundo por medio de los Barberini.

Las columnas salomónicas, y en general toda la estructura, están completamente decoradas con esculturas doradas y relieves inspirados en elementos de la naturaleza, como palomas, racimos de uvas, abejas y soles -estos dos últimos, también símbolos de la familia Barberini- que le dan un aspecto muy barroco al conjunto.

La función de esta arquitectura reside en promover al fervor de los fieles y crear asombro y admiración sobre la figura del papa en los momentos en que oficia las ceremonias litúrgicas.

Estamos en la época de la Contrarreforma y la iglesia busca en todo momento incrementar el fervor religioso, que consigue en muchos casos gracias a la teatralidad con que se conciben y diseñan los edificios en época barroca, en los que el fiel se ve impresionado por la magnificencia y riqueza de una obra, que la separe de lo terrenal y mundano.

En la construcción de esta obra, que se dilató más de 9 años, trabajaron siete escultores -además del propio Bernini- entre los que estuvo el otro gran maestro del barroco romano: Francesco Borromini.

El bronce necesario para construir la estructura fue obtenido del techo del panteón de Roma, por mandato del papa Urbano VIII.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>